SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

sábado, 29 de octubre de 2016

Flores, mi señor. El diletante poem de A.




Flores, mi señor,
                        dijo
and Zurbarán painted her
now's in Thyssen Mus.Matrit

                        dijo
y la mentira transformó la realidad
            el mandil  la bandera

me envuelvo en  mentiras
banderas,
            mandiles,
                        trapos


Qué llevas ahí, Casilda,
hija mía

[florresmiseñor]
[florresmiseñor]
[florresmiseñor]

La pregunta es: 
¿es la bandera un a mentira
¿Podré envolverme en mentiras y
mirándoos a los ojos responder
[florresmiseñor]
[florresmiseñor]
[florresmiseñor]
            
¿Habrá discurso sin mentira
o sin bandera?
¿Y sin flores?

[florresmiseñor]
[florresmiseñor]
[florresmiseñor]

¿Son las tripas flores?

Qué es lo que te crece dentro, Casilda, hija mía.

MENTIRAS,
banderrrrrassssss,
trapos de cocina, [miseñor]

                       
 Todo aflora




Mientras andaba con las agujas y las flores, y a partir de la "reflexión" de la entrada anterior en torno al mandil de Santa Casilda y las banderas, uno de los diletantes, Aitor, fue componiendo este poema o sofrito en torno al cual andamos aún debatiendo todos nosotros, con la pedrada e inconsistencia que nos caracteriza.

Hablamos del patriarcado y del paternalismo, de la capacidad defensiva ante ellos, de las añagazas que quedan como defensa ante el más fuerte, el que impone y se impone, en su nombre o por sus huevos o bajo la bandera de, una excusa de por mis huevos. Malhaya su vida.

Y todo el abuso del mundo viene a balarnos a nuestra puerta, que abrimos en acogida. 



Por mis huevos se imponen tantas idioteces y desmesuradas vociferantes, tanta iirrazionalidad y mal funcionamiento, distorsión, y hasta distorsioón de la realidad.


Es ahí donde entra en juego la mentira como finta ante el plasta poderoso de turno.

Divina mentira que permite la doblez y la risa interna en que se transforma y libera la rebia que ha de ser contenida ante (aquí reverencia)


 zí zeñoíto, ahorita mismo lo hago, [majadero]


Nosotros no entendemos por qué se generan conflictos 
donde no los hay. 
Sabemos que es por mis huevos 
Y seguimos sin entenderlo


Una buena solución sería que se comiesen sus propios huevos.

Por ahí vamos, es el camino, intentar finamente persuadirles de que tal hagan,

que se coman sus huevos 
señorita por favor



Mientras Mercurio se parte de risa. Y yo afilo las agujas más finassssss
preparando una hermosa cama de agujas
para ellos y sus huevos.


Por otra parte la mentira genera unos nuevos suelos, distintos planos de realidad donde hemos de transitar y por los que nos deslizamos como fantasmillas
con mucho tino. 

Esto aguza la inteligencia y/o la astucia y las agujas.



Pero el problema de los distintos planos deslizantes es otro cantar,

otra situación  que vamos resolviendo sobre la marcha,

bailando y jugando
preparando las agujas
muertos de risa muy serios.

señorita por favor