SOCIEDAD DE DILETANTES (, S.L.) & PAAARTNERS

(atadijos sin fraude) -equilibrios inefables-

alfabeto vegetal



Y vio entre la vegetación muchos signos que no supo interpretar.
Trató de reunirlos, hacer un inventario, pero entendió que eran infinitos.
De entre ellos recogió un alfabeto de los muchos posibles.










Se familiarizó con los signos y creó otros nuevos dentro de ese alfabeto.

   
             
 


Luego, sin saber lo que escribía,  comenzó a trazar textos vegetales: una carta, un manuscrito, un poema, otro poema sobre la dignidad, otro más sobre las raíces y sus reflejos aún más subterráneos, otro sobre bandadas de pájaros. 






Un día se le mezclaron  todos los signos y sus significados, y surgió la confusión.
Finalmente, conversó.





Y dijo que también son signos la disposición de las ramas en los árboles y de las hojas en las ramas, los surcos de los pájaros al volar y el sonido del aire entre las piedras, el temblor del agua y la red de dignidad entre las personas. Y aunque no conozcamos su significado.
Y le pareció que era bueno.